Cuando terminamos de cenar tenemos ganas de picar algo y al parecer encontraron la solución en el vino para sacarte las ganas y perder de peso. Mirá.

Es una información publicada por el Daily Mail que cita a Linda Monk, 47 años, que ha perdido 3kg en 3 semanas tomando un vaso de vino a modo de “picoteo” antes de irse a dormir. Puede parecernos una medida contraproducente, pero en realidad, ese vaso de vino nos va a quitar las ganas de picar después de cenar cuando nos sentamos en el sofá a ver la tele o a leer algo.

Una segunda persona, Samantha Merrit, 40 años, explica que las calorías no parece que cuenten cuando se pesa: “puedo sacrificar el postre y darme un capricho con uno o dos vasitos de vino 4 noches a la semana”.

El vino ayuda a dormir y a reducir el estrés.

Estos consejos no son nada nuevo, ya fueron recogidos en 2010 por Tim Ferriss en su libro “La semana de 4 horas”, en el que habla de que un vaso de vino elimina las ganas de picar por la noche, evitando así de abandonar cualquier dieta que se esté haciendo.

Mucho antes, la Universidad de Harvard llevó a cabo un estudio con 20.000 mujeres de las cuales constataron que las que bebían media botella de vino al día tenían menos riesgo de obesidad.

Hay que tener en cuenta, que como todo, cualquier cosa en exceso es nociva: el exceso de chocolate es malo para la línea y el exceso de alcohol es peligroso para la salud.

Deja Tu Comentario