La gobernadora dejó sin efecto por medio de un decreto la ley 14.656 que garantizaba la celebración de paritarias y reflotó una vieja ley del duhaldismo, la 11.757, declarada inconstitucional en muchos de sus puntos, que permite a los intendentes otorgar aumentos de manera unilateral.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, suspendió por decreto y por el plazo de 180 días las discusiones paritarias. Lo hizo a través del decreto 26/15 con fecha del 15 de diciembre de 2015 pero publicado recién el miércoles pasado en el Boletín Oficial.

La decisión de Vidal, tomada apenas unos días después de asumir y oficializada recién esta semana suspende por seis meses la ley que regulaba la negociación paritaria y los derechos laborales de los trabajadores municipales bonaerenses y establece como nuevo marco normativo una vieja ley del duhaldismo que le abre las puertas a los intendentes a fijar los salarios de este año de manera unilateral.

Según advirtió en su edición de este sábado Página/12, “a través del decreto, Vidal restablece la vigencia de la ley 11.757, una vieja norma sancionada durante la gobernación de Eduardo Duhalde y que fue declarada inconstitucional por la Corte provincial en varios de sus puntos, como consecuencia del reclamo sindical”.


Fuente: Minutouno

Deja Tu Comentario